Atrás

JOSÉ ANTONIO AMATE · "Maridaje" Esculturas, pinturas y dibujos

JOSÉ ANTONIO AMATE · "Maridaje" Esculturas, pinturas y dibujos

del 5 de septiembre al 20 octubre

En medio del mundo artístico actual, en el que para algunos personajes casi todo es válido, reivindicar hoy que
se es escultor, cuando ya ningún artista esgrime el cincel y la maza, puede parecer un anacronismo.
Más allá de la confrontación entre la figuración y la abstracción, la obra escultórica de J. A. Amate es la de
un investigador de las formas y espacios. Parece que todo su arte se basa en la simplicidad, en la eliminación
de las formas y volúmenes armonizando los espacios, haciendo que la voluntad del artista se imponga
sobre la materia que controla y malea. No concibe la obra sin su materia y su espacio, que para él no es
sinónimo de vacío. Sus espacios quedan delimitados por líneas, superficies, volúmenes o acabados que
forman parte de la propia escultura.
A lo largo de su trayectoria, J. A. Amate se ha mantenido fiel a una serie de conceptos que, progresivamente, ha
desgranado con rigor plástico y una reflexión continua. El resultado de este análisis ha ido matizando su peculiar
lenguaje escultórico superando modas y normas, evitando en todo momento caer en las redes de la banalidad.
Esta firme y acaso paradójica conclusión viene a reforzar las opiniones, que sitúan a J. A. Amate entre
los más destacados y significativos representantes de la escultura española actual, así lo atestigua su
currículum, y los premios alcanzados por este aragonés, que como tantos otros, es más conocido en otras
autonomías que en la suya.
Los dibujos que nos presenta J. A. Amate son clara referencia al mundo escultórico que el autor desarrolla.
Se trata de encontrar la evolución de líneas, formas, acabados que el artista plasmará en la escultura,
sabiendo que son meros bosquejos y que no siempre acaban representados en una obra escultórica válida.
La pintura que J. A. Amate realiza en los últimos años nos presenta el paisaje que rodea al artista, le ha
costado tomar la decisión y realizar esta serie de «paisajes imposibles» que no son otra cosa que el paisaje
tórrido y seco de Los Monegros (comarca de Aragón) donde encuentra su inspiración, siempre pasando por
el filtro creativo de este artista multidisciplinar.
Para su realización utiliza una técnica mixta sobre papel, con pigmentos naturales mezclados con acrílico.
Consigue así un resultado de color y texturas muy válido en relación con el fin para el que están creadas,
que no es otro que el divertimento personal.
En definitiva, unos trabajos meditados y coherentes, fáciles de ver y admirar.
María Pilar Orduña García
Universidad de Chulula, México

Ficheros asociados