Atrás

WENCESLAO ROBLES · Pinturas

WENCESLAO ROBLES · Pinturas

Imagen principal

del 24 octubre al 8 diciembre

Conjunto pictórico, que integra también grabados y dibujos, centrados en el paisaje industrial y periurbano, como reflejo de la incesante actividad humana.

La ocasión que nos brinda esta exposición, organizada por la Diputación de Valladolid en el Palacio Pimentel, es darnos a conocer el particular universo del enorme pintor y grabador que es Wenceslao Robles.Un universo plagado de artefactos mecánicos que sufren el declive en nuestra época postindustrial. Su materialidad tan táctil, su contundencia fenómenica, su peso de hierro, ha quedado relegada hoy día por lo plástico, lo inasible, lo líquido de la era digital, convirtiéndose así en un mundo que se pierde.Nuestro artista nos muestra su decadencia sublime; es su visión una visión romántica actualizada al siglo XXI. Late en él un espíritu no demasiado alejado de aquel dibujo de Johann Heinrich Füssli llamado “El artista desesperado ante la grandeza de las ruinas antiguas”. Ruinas que hablan de una anterior y contundente presencia evocando algo perdido. Pero que nos suspenden el ánimo en su contemplación, como semiconscientes de alguna pulsión del thanatos. Lo que fue habitado, lo que fue útil, hoy es abandonado a su soledad sublime; lo que resiste no es más que un canto de cisne.Los que fueron los asideros del mundo ya no se sostienen.Es el mundo industrial que es radiografiado, como buscando el pulso del hierro, y se hace con un cierto distanciamiento que confirma el punto de vista del sujeto, en ese caso Wenceslao Robles, y de la que nos hace participe.Lo hace nuestro artista desde la propia construcción clásica, pues en sus obras aparecen trazos de medidas, de encaje, de la construcción de la forma. Pero como reminiscencia, como algo que perderá la batalla con el color, el empaste y la sombra. Es batalla de un sentir romántico.Y todo esto nos llega a través de una obra llena de empaque, de una maestría incontestable. Ya sea en el grabado, dónde es, sin duda, un referente del panorama nacional, como en su pintura.Su obra está colmada de densidad plástica que nos habla del gusto por la materia y su manejo. La fruición en el trabajo se trasluce, se nos hace palpable esa briega solitaria en el taller donde la obra se forja y manifiesta.Disfrutemos pues de esta extraordinaria exposición y gocemos de la obra de Wenceslao Robles.

Guillermo Bermudo Martínez