Atrás

Armonías de azul y ocre

Armonías de azul y ocre

La memoria colectiva de las Comunidades Sefardies dispersas por el mundo se fue conformando en base a una lengua: el judeo-español. Cuenta la leyenda que los judíos, expulsados de la Península Ibérica en 1492 a raíz del Edicto de La Alhambra decretado por los Reyes Católicos, llevaron consigo las llaves de sus casas con la esperanza de regresar algún día a España. Es una creencia probable pero dificil de comprobar. En cambio, la lengua que hablaban, en la que canta­ban, pensaban  y soñaban, indudablememe los acom­pañó permaneciendo como una plataforma sólida y perfectamente comprensible es la formación del ju­deo español.

A lo largo de varios siglos, los descendientes de aque­llos judíos fueron consolidando un ámbito cultural singular, cultivado en muy diversos y distantes países, llegando paulatinamenre a definir una fuerte identidad judeo-española fuera del territorio español.

Tres son los géneros poético-musicales que componen esre repertorio:los Romances, las Cantigas y las Coplas. Los Romances, y en alguna medida las Cantigas o lírica, constiruyen una continuidad del  repertorio  hispánico medieval y perduraron  a través de la transmisión genera­cional oral, básicamente femenina. Las Coplas  sefardíes están impresas, son cantadas habitualmente por hombres y reflejan en muchos casos las fuentes hebreas, inspirandose en la narrativa bíblica y rabínica.

La fluidez y el encanto de este mundo musical, recopila­do en d siglo XX esencialmente en entrevistas a informantes especialistas,se encuentra en un proceso de extin­ción inmanente a la desaparición de aquellos marcos tradicionales. Esto es lo que convierte a cada una de sus obras en una reliquia singular y preciosa  y a ellas dedica­mos esta bella y sonora Exposición, presentando las Ar­monías de Azul y Ocre que iluminan el Ciclo Vital y el Ciclo Festivo Anual Sefardí.

Ficheros de descarga